¿Terminaste tu trabajo de investigación? ¡Descubre cómo escribir una conclusión sencilla!

Durante toda nuestra vida tendremos que llevar a cabo informes de investigación, bien sea por cuestiones de estudio, de trabajo o de mero esparcimiento. A pesar de esto, casi todos nosotros tenemos serios problemas a la hora de redactar una de las partes más importantes de un trabajo: su conclusión.

Y aunque te sorprenda, esto sucede a menudo y sin importar nuestro nivel académico. Por este motivo, hemos preparado para ti este artículo, en el que podrás conseguir pasos simples para hacer una conclusión básica, pero sumamente concreta y eficiente, así que prepárate para tomar nota.

conclusion

¿Cómo escribir una conclusión básica?

Aquí van algunos pasos básicos para redactar una buena conclusión:

Explica de nuevo el tema de la investigación:

El tema de una investigación, que es la columna vertebral de tu trabajo, debe aparecer claramente explicado en la conclusión. Es importante que hagas hincapié en su importancia, porque es lo que le dará real valor a todo el proceso de tu investigación frente a la comunidad del área que trate.

No obstante, hacer énfasis en la importancia del tema debe ser una cuestión sutil y elegante, que en esencia resulte natural. En pocas palabras, no debes hacer una justificación dentro de la conclusión, de hecho los expertos afirman que en tan solo una oración puede explicarse la importancia de tu investigación.

Haz una sencilla exposición de tu trabajo:

En este punto queremos darte un sencillo consejo: utiliza el enunciado de tu trabajo para explicarte. En muchas ocasiones es suficiente parafrasear este componente del informe de investigación, pero sin caer en el error de repetirlo o hacerlo demasiado evidente.

La idea es que consigas enlazar este apartado con la oración que utilizaste para explicar el tema, es decir, la que acabamos de mencionar. Si consigues unir estos puntos tu conclusión está estructuralmente perfecta.

Realiza un corto resumen sobe los puntos claves de tu investigación:

En principio, la conclusión de un trabajo de estadística, de física, de informática, etc… tiene una finalidad más allá de expresar resultados y es que debe refrescar la memoria del lector una vez ha acabado la lectura del cuerpo del informe, para evitar así que éste tenga que ir de una página a otra.

Una regla básica para redactar una conclusión es no incluir información nueva en ella, no olvides que se trata del cierre de algo ya terminado, por eso introducir datos es un error sumamente grave.

Invita a los lectores para que mejoren tu trabajo:

Esta es una herramienta sumamente útil si tu trabajo está concebido como una investigación inicial, que puede llegar a expandirse con otros trabajos. No obstante, debes tener en cuenta que no todas las conclusiones requieren, ni permiten, la implementación de este recurso.

Podemos decir que esta herramienta para elaborar una conclusión es válida para aquellos trabajos que toquen temas relacionados a problemáticas públicas o a cuestiones científicas, en los que es indispensable conocer la opinión de diversas partes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *