El mercado tradicional la opción más barata y saludable

Llega la hora de ahorrar, y las familias saben lo mucho que cuesta hacer la cesta de la compra. Adquirir los productos más básicos para alimentación e higiene eleva cada visita al supermercado a casi 50 o 60 euros.

Teniendo en cuenta que mínimo hay que realizar una compra cada semana del mes, el presupuesto familiar se puede ver bastante perjudicado. Esto se puede solucionar si se sabe escoger los lugares donde realizar la compra, huyendo así de las grandes superficies y los supermercados de ‘firma’ como El Corte Inglés.

Marcas blancas

Hay muchos mitos en torno a las conocidas ‘marcas blancas’, ya que el consumidor duda sobre si tienen la misma calidad que las marcas de renombre. Pues bien, nos sorprendería saber que muchas de esas ‘marcas blancas’ las fabrican los laboratorios que surten a las grandes marcas de cosmética. Un ejemplo de esto es la marca Deliplus de Mercadona y la marca Clarins, cuyos productos llevan prácticamente las mismas fórmulas, puesto que comparten laboratorio y sin embargo con la primera nos ahorramos más de la mitad del precio que cuesta la segunda con la misma calidad.

De hecho, muchos estilistas y especialistas en cosmética saben que al adquirir una marca se paga un precio por su exclusividad, por ser Dior o Armani, y no especialmente porque sean mejores que un producto de Carrefour. Hay que tener esto en cuenta, ya que calidad no es muchas veces sinónimo de caro.

mercado

Cuánta razón tienen las abuelas

Sobre todo porque saben que la frutería, carnicería, pescadería, etc de toda la vida es la mejor forma de economizar la compra y adquirir productos frescos y de calidad. Los mercados de toda la vida, como el ‘Maravillas’ de Madrid, ofrecen todo tipo de productos frescos a un precio asequible y con la confianza de ser atendidos bajo el asesoramiento de tenderos con amplia experiencia en el sector.

Por otro lado, superficies como el LIDL, Mercadona, Carrefour o Eroski gozan de bastante popularidad y de unas ofertas bastante apetecibles (2×1, rebajas en el precio de ciertos productos y packs con regalos). Todo ello cuidando el interior de los productos, ya que como se ha comentado anteriormente suelen trabajar con marcas blancas que abaratan el precio y mantienen un índice de calidad alta.

Por todo esto, a la hora de realizar la cesta de la compra conviene escoger los pequeños mercados que permiten satisfacer las necesidades de las familias a un coste bajo y con la seguridad de estar comprando los mejores productos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *