Cordero al Palo Magallánico, El Manjar De La Patagonia

Es uno de los platillos de tradición (y hasta veneración) en la Patagonia, el legado de los gauchos, esos antiguos jinetes que aún cabalgaban en las tierras del fin del mundo. Estos caballeros aparte de dedicarse a los trabajos del campo también eran de buen comer y crearon la receta que identificaría su cultura.

No hay una forma específica de preparar el Cordero al Palo Magallánico, el Manjar de la Patagonia, ya que cada maestro tiene sus métodos y su sazón y desde sus perspectivas su receta siempre va a ser la mejor a la hora de degustar pero si en algo se puede coincidir, es saborear esta delicia junto al fuego mientras se contempla la belleza de esas tierras meridionales.

Para preparar este plato se debe tener mucha paciencia ya que toma cuatro horas su cocción, a la hora de comer acompañe el cordero con una copa de vino y no debe faltar el chimichurri, una salsa que lleva vinagre, ajo, pimentón y otros ingredientes y es una de las claves para sazonar su carne.

Hoy en día el palo ha sido reemplazado por una cruz de fierro, una herramienta novedosa y práctica, ya los corderos y las ovejas no son arriados por los viejos gauchos al cambiar de estaciones sino llevadas en camiones a las tierras del verano y luego a las del invierno, se ha industrializado el proceso: más rápido, más eficiente y más barato.

cordero al palo

Tradiciones Que Perduran

Para algunos preparar los corderos es un ritual que de querer disfrutarse al máximo debe hacerse a las antiguas costumbres. Es una experiencia digna de cualquier paladar pero nada económica, es un lujo que se realiza en pocas ocasiones: Durante las navidades, en noche vieja, cuando se recibe una visita en especial o cuando cumple un ser querido. También se preparan para los turistas o reporteros que visitan estos parajes a vacacionar, explorar o sólo por mera curiosidad.

La carne de estos corderos es tan codiciada que anualmente se exportan más de 600.000 cabezas a Europa y medio oriente, para algunos campesinos su ganado se diferencia por el pasto que comen. Lo cierto es que la Patagonia atrae a miles de turistas y todos los que vienen deben probar un buen Cordero.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *