Aprende a distinguir condiciones de ansiedad y estrés en tus hijos

¿Te cuesta que tú niño realice sus deberes escolares?, ¿la simple tarea de darle de comer es toda una odisea? Si su respuesta es afirmativa,  es importante que sepa, que este tipo de conducta en sus hijos puede ser indicativos de un problema mayor. Aprende a distinguir condiciones de ansiedad y estrés en tus hijos con estos consejos. 

La desobediencia, falta de apetito, entre otros pueden ser indicadores de problemas emocionales

La depresión, el estrés, y la ansiedad no son padecimientos exclusivos de los adultos. Los pequeños pueden incluso desarrollar patologías más difíciles de tratar. A continuación, se listan algunos síntomas que pueden ser indicadores de problemas emocionales.

  • Cambios de ánimo.
  • Malestares estomacales.
  • Bajo rendimiento académico.
  • Apatía por las tareas regulares como comer, ir al baño o hasta dormir.
  • Codependencia con alguno de los padres o hermanos mayores (apego excesivo).
  • Crisis de regresión: como gatear, chuparse el dedo, o hacerse en los pantalones después de que ya tenía control de sus esfínteres.

Los psicopedagogos explican que en la mayoría de los casos, los infantes reaccionan negativamente a los cambios (muerte de algún ser querido, separaciones, mudanzas, perdida de amistades, cambios de escuela, entre otros), aprende a distinguir condiciones de ansiedad y estrés en tus hijos, y una vez detectado el problema ¡actúa!

Es fundamental tener conciencia de las emociones propias antes de tratar con los pequeños. Es decir, si a usted le está costando manejar dicha condición de cambio, busque ayuda de un profesional, ya sea psicólogo, psicopedagogo o psiquiatra.

Los problemas de autoestima en infantes se pueden tratar en menos tiempo que en adultos. Se recomienda llevar al niño a lugares tranquilos, tratar de establecer una conexión con él/ o ella para preguntarle sobre sus sentimientos. No lo castigue por las conductas que representan síntomas aprende a distinguir condiciones de ansiedad y estrés en tus hijos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *